¿La Caléndula Sirve para los Hongos?

la calendula para los hongosLo cierto es que conozco pocas plantas que sean más bellas que las caléndulas.

Y, de igual modo, tampoco sé de muchas que sean más efectivas para los hongos de la piel, esos microorganismos que provocan heridas en tus pies, tus uñas, tus ingles y, en definitiva, cualquier lugar que normalmente no esté expuesto a la luz y que sea propenso a la acumulación de la humedad.

Sin embargo, seguro que no sabes por qué la caléndula es tan efectiva para los hongos ni cómo puedes utilizarla para solucionar tu problema.

Si es así, no te preocupes.

Voy a dedicar estas líneas a enseñarte todo lo que debes conocer sobre ella para usarla adecuadamente.

Principales propiedades de la caléndula

La caléndula empezó a ser utilidad, hace miles de años, por las comunidades egipcias, las cuales la consideraban como una planta milagrosa capaz de sanar los problemas de hongos y muchas otras enfermedades.

Posteriormente, romanos y griegos recogieron este conocimiento y lo fueron perfeccionando.

Tanto fue así que ha perdurado hasta nuestros días, afortundamente.

En primer lugar, la caléndula es una planta fungicida, lo que quiere decir que mata a los hongos en cuanto entra en contacto con ellos.

De hecho, es especialmente efectiva frente al pie de atleta, si bien es cierto que puede usarse con cualquier otro tipo.

Por su parte, la caléndula es también un potente antiséptico.

Esto quiere decir que, en el caso de que las heridas generadas por los hongos se hayan infectado por culpa de la acumulación de bacterias, esta planta se encargará de eliminarlas y de favorecer su curación.

De hecho, también es destacable su poder cicatrizante, lo que permitirá que la piel se regenere rápidamente y que no queden marcas en el futuro.

Finalmente, solo me queda decir que la caléndula es una de las mayores aliadas de la piel ya que, además de poseer todas las propiedades que ya he comentado, incita al propio organismo a que se cure por sí mismo y pone su grano de arena en la estabilización de los niveles de pH, que deben estar en 5,5.

También es efectiva frente a quemaduras y tiña, así como frente a las inflamaciones derivadas de los hongos.

Por si fuese poco, la caléndula es extremadamente delicada con la piel, motivo por el que, incluso, puede utilizarse en niños pequeños que, por cualquier razón, hayan visto como estos microorganismos les generan problemas en los pies o cualquier otra zona.

¿Cómo debes usar la caléndula para combatir tu problema de hongos?

Hay muchas formas en las que la caléndula puede ayudarte a acabar con los hongos que estás sufriendo.

Además, ninguna de ellas provoca ningún tipo de efecto secundario, así que no tienes nada de lo que preocuparte.

Sigue las recomendaciones que voy a darte y los eliminarás antes de lo que imaginas.

Infusión de caléndula

¡Ojo! Esta infusión no es para que la bebas ya que, por vía oral, la caléndula no te ayudará a hacer frente a los hongos.

En concreto, lo que debes hacer es depositar, en un recipiente con dos vasos de agua que acabe de llegar a su punto de ebullición, añadir unas cuantas hojas de caléndula y dejar que hierva durante 5 o 6 minutos.

nfusion de calendula para los hongos

Después, retira la olla del fuego y deja que se enfríe durante, aproximadamente, 8 o 10 minutos.

Transcurrido ese tiempo, lo normal es que ya seas capaz de aguantar el contacto del agua con tu piel sin sufrir incomodidad, así que toma un trozo de algodón, empápalo en la infusión y empieza a ponerlo sobre las heridas y demás zonas afectadas por los hongos.

Como te dije anteriormente, este remedio no provoca ningún efecto secundario, por lo que puedes usarlo todo el tiempo y todas las veces que quieras.

Por ejemplo, se me ocurre que puede ser una buena idea aplicarlo a última hora de la noche y dormir con él.

De este modo, darás a la caléndula todo el tiempo que necesita para luchar contra los hongos.

Baño de caléndula para pies o manos

Puedes seguir el mismo proceso que para la infusión para preparar este remedio.

Eso sí, deberás variar las cantidades ya que, al menos, necesitarás un litro y medio de agua.

Además, puedes complementar el efecto de la caléndula añadiendo otros ingredientes que seguro que tienes en casa y que pueden serte de gran utilidad.

Por ejemplo, en el momento de añadir las hojas de caléndula, que te recuerdo que es en el que el agua llega a su punto de ebullición, puedes poner también un diente de ajo y una cucharada de bicarbonato de sodio.

Por un lado, el ajo, gracias a sus propiedades antisépticas, antifúngicas y antioxidantes, echarán una mano a la caléndula a la hora de eliminar todos aquellos agentes y microorganismos que están sobreviviendo en las zonas afectadas por la infección.

Por otro, el bicarbonato de sodio, gracias a su carácter alcalino, balanceará los niveles de pH ácido que sirven como caldo de cultivo para los hongos y los radicales libres.

Debes mantener tus pies dentro de la palangana en la que viertas este remedio durante 30 minutos.

Preferiblemente, hazlo a última hora del día, aunque si tienes la oportunidad ponlo en práctica también por la mañana.

Cuando acabes, seca bien la zona con una toalla o un paño suave.

Crema de caléndula y aceite esencial de planta de árbol de té

El aceite esencial de planta de árbol de té es otro de esos ingredientes naturales que no deben faltar en cualquier tratamiento contra los hongos de la piel puesto que es uno de los mejores antifúngicos que se conocen.

De hecho, muchos medicamentos que se venden en la farmacia se elaboran a partir de ella.

crema de calendula y esencia de arbol de te para hongos

En cualquier caso, solo tienes que añadir, a 3 cucharadas grandes de aceite esencial de planta de árbol de té, unas cuantas hojas de caléndula y, después, remover bien.

Introduce en un bote esta mezcla y déjalo reposar, al menos, un día para que liberen sus propiedades.

Después, aplica el remedio directamente sobre la zona.

¡Así de fácil!

La caléndula te servirá para acabar con tus hongos en mucho menos tiempo de lo que imaginas.

Este es el final del artículo. Sin embargo aún tengo algo más para decirte...

¿Quieres saber por qué TODAVÍA no has logrado curar tus hongos?

Responde una simple pregunta para poder decirte qué estás haciendo mal.

Haz clic aquí para responder la pregunta

click aquí

Nos vemos allí!!!

Jorge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *