Aceite de Oliva para los Hongos en las Uñas

aceite de oliva para curar los hongosEl aceite de oliva es uno de los alimentos más saludables que existen.

De hecho, en muchos lugares, es conocido como ‘el oro líquido’.

Sin embargo, sus propiedades van mucho más allá de lo estrictamente relacionado con la alimentación.

Y es que, además, es muy útil para sanar infinidad de problemas de salud como, por ejemplo, el que aquí me atañe, que es el de los hongos en las uñas.

Pero ¿cómo y por qué? Aquí te lo voy a explicar.

¿Por qué es útil el aceite de oliva para combatir los hongos de las uñas?

El aceite de oliva, ingerida por vía oral, contiene grandes cantidades de ácidos grasos omega 3, los cuales son los responsables de la eliminación de las moléculas de colesterol ‘malo’ (LDL) y de favorecer una correcta circulación sanguínea.

Esto, unido a que posee la capacidad de eliminar sustancias nocivas del intestino delgado y a que contiene sustancias antioxidantes, favorece un buen funcionamiento del sistema inmune y que este pueda llegar fácilmente hasta las uñas.

Además, se ha revelado que el aceite de oliva ayuda a la formación de glóbulos blancos, que son los ‘soldados’ que el sistema inmunitario utiliza para combatir las agresiones externas como son las ocasionadas por los hongos.

Por lo tanto, debes incluir el aceite de oliva en tu dieta diaria.

Si nos atenemos a su aplicación directa sobre la zona afectada, sus beneficios son más limitados.

Sin embargo, esto no quiere decir que no sea útil.

Y es que el aceite de oliva tiene la capacidad de penetrar hasta las capas más profundas de la piel, por lo que puede servirte como portador de cualquier otra sustancia para que llegue al lugar en el que se esconden los hongos.

¿Cómo debes utilizar el aceite de oliva para curar tus hongos en las uñas?

Lo ideal es que utilices el aceite de oliva como sustancia portadora de aceites esenciales de plantas que sí resulten efectivas para combatir los hongos por sus propiedades antimicóticas.

Estoy hablando, por ejemplo, de la planta de árbol de té, el orégano o la lavanda, por ejemplo.

Lo único que debes hacer es, en una cucharada de aceite de oliva, añadir cuatro o cinco gotas del aceite esencial que vayas a usar, removerlo todo bien y dejarlo reposar un par de minutos.

Después, utilizando un bastoncillo para los oídos o un lápiz blanqueador, empapa la uña y trata de acceder, incluso, a la parte inferior.

Debo recomendarte que, antes de aplicar el aceite de oliva mezclado, limes la superficie de tu uña con el propósito de eliminar toda la piel y la queratina que, por culpa de la acción de los hongos, se ha ido acumulando en ella.

aceite de oliva para curar los hongos

Tu propósito debe ser dejar la zona al descubierto pero sin llegar a traspasar la uña, lo que podría ser contraproducente.

Así que ten cuidado en esta fase.

Como habrás podido comprobar, el aceite de oliva, usado de forma adecuada, es la herramienta que necesitas para llevar a la sustancia fungicida natural que desees hasta las capas de la piel en las que se ocultan los hongos.

Úsalo a diario y te aseguro que los resultados no se harán esperar.

Este es el final del artículo. Sin embargo aún tengo algo más para decirte...

¿Quieres saber por qué TODAVÍA no has logrado curar tus hongos?

Responde una simple pregunta para poder decirte qué estás haciendo mal.

Haz clic aquí para responder la pregunta

click aquí

Nos vemos allí!!!

Jorge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *