¿Es Posible Curar los Hongos o Infecciones por Cándida de Forma Natural?

Hace dos años me recetaron un fuerte antibiótico para tratar una infección dental.

Los medicamentos pusieron fin a mi dolor de dientes, pero dos días después de que tomé la última píldora, desarrollé algunos síntomas extraños.

Comencé a sentir picazón y sequedad en mi piel.

Y aparecieron hongos en mis pies y manos.

Probé todas las cremas de venta libre que encontraba. Todas.

Y cuando creía que finalmente se habían ido y que mi vida había vuelto a la normalidad, volvían a aparecer, trayendo consigo el dolor y la picazón.

Me sentía miserable.

Semanas después comencé a tener infecciones por hongos en los genitales.

Esto último fue lo más terrible de todo, ya que tuve que romper con mi novia.

romper

No podía tener ningún tipo de contacto físico. Tenía hongos hasta en mis manos y eso impedía la mayor parte del contacto.

Mi vida desde ese momento empezó a desmoronarse.

Pero los problemas no terminaron allí.

Para tratar de sanar mis problemas de salud, pasé meses viendo a innumerables médicos y probando cada remedio que me sugerían.

Una de esas cosas recomendadas incluía bañarse en aceite de árbol de té una vez al día y ver a un curandero.

Nada de eso me sirvió.

Todo lo contrario, podía ver claramente cómo los hongos invadían cada vez más mi cuerpo.

Entonces, un día decidí visitar un centro médico integral cerca de mi casa en la ciudad de Miami.

El centro estaba dirigido por un médico holístico llamado Daniel. Me diagnosticó candidiasis, una infección por hongos provocada por un crecimiento excesivo de estos.

Daniel me dijo que comience a tomar un probiótico diario el cual está disponible en las farmacias.

Y me recomendó un plan de dieta que, según dijo, restablecería mi sistema inmunológico y equilibraría las bacterias que se encuentran naturalmente en mis intestinos.

Muchos médicos no pudieron ayudarme, así que le di una oportunidad a su plan.

Los primeros días empecé a sentirme mejor.

Pero al octavo día recaí gravemente.

Mi salud volvió a empeorar y estaba igual que antes.

mal

Sin embargo, tenía el presentimiento que estaba yendo por el camino correcto. Uno no mejora en una semana simplemente de casualidad.

Se notaba que algo estaba haciendo bien. Pero no era suficiente, ya que sino no hubiese recaído.

Guiado por mis ansias de sanarme de una vez por todas, empecé a investigar más sobre la dieta que Daniel me había recomendado.

Encontré muchas páginas web que hablaban sobre el tema.

Hasta que me topé con un libro cuyo autor aseguraba que la dieta que contenía su libro había curado a muchas personas de cualquier tipo de hongos.

Incluso los hongos más malignos que puedan existir.

Rápidamente me di cuenta que era ese libro lo que me faltaba.

La dieta de Daniel funcionaba un 20% en mi cuerpo.

Pero necesitaba la dieta perfecta que pueda optimizar todos mis sistemas de defensa y acabar de una vez por todas con los hongos que habían invadido mi cuerpo.

Después de adquirir el libro, me di cuenta de algo muy importante.

Estaba haciendo muchas cosas mal.

Cuando comencé a leer el capítulo destinado a los alimentos que empeoran la condición, dije: “Ahora entiendo por qué no me estoy curando“.

Pero no solo estaba haciendo mal eso.

También me faltaba comer los alimentos correctos y que iban a ser una gran diferencia entre estar o no curado.

Y descubrí que algunos medicamentos, como los antibióticos, son fatales para el cuerpo humano.

Había descubierto en ese libro que los hongos en mi cuerpo habían aparecido a causa de los antibióticos que había tomado para mi infección dental.

remedios

El uso de antibióticos es el factor más común que causa el crecimiento excesivo de cándida.

Y esto es así porque los antibióticos matan a las buenas bacterias que mantienen el sistema equilibrado.

Como dice en el libro: “Usar antibióticos incluso una vez puede crear una situación muy favorable para que los hongos empiecen a reproducirse sin control“.

Otras de los puntos importantes que pude descubrir es que el azúcar ayuda a la reproducción de los hongos.

Comer alimentos dulces es lo peor que puedes hacer cuando los hongos se apoderaron de tu cuerpo.

Aquí voy a ser 100% sincero contigo.

Si eres una de esas personas que ama mucho los dulces hasta el punto de la adicción, entonces la dieta de este libro no es para ti.

Si no tienes la fuerza de voluntad para dejar los dulces, te aconsejo que busques otra solución… si es que existe.

La primer semana fue un poco dura, ya que debía dejar el azúcar al 100%. Pedirme que deje el azúcar era como pedirle al Papa que no rezara nunca más.

Pero superé esa etapa de tentación y la tercer semana ya estaba acostumbrado a mi nueva dieta para acabar de una vez por todas con los hongos.

Me motivaba el saber que la dieta estaba empezando a dar resultados.

Y que era solo una dieta pasajera y no para siempre. Solo debía llevarla hasta que me curara completamente.

Después de 5 semanas me estaba sintiendo de maravilla. Incluso mucho mejor que antes que los hongos atacaran mi cuerpo.

Estaba durmiendo mejor. Tenía mucha más energía. Y lo más importante de todo…

¡Los hongos habían desaparecido!

feliz

Para mi sorpresa, había perdido 10 kilos (estaba con sobrepeso). Y mi piel se veía más joven, limpia y con color.

Es increíble lo que una dieta puede lograr.

La historia que te acabo de contar es de hace un año atrás.

Hoy mi dieta no es la misma que seguí durante mi etapa de curación.

Sin embargo, tampoco es igual a la dieta que llevaba antes de ser atacado por los hongos.

Hoy en día consumo muy poca azúcar. E hice algunos otros ajustes a mi dieta para seguir sintiéndome más joven y con más energía que nunca.

Realmente esta dieta cambió mi vida de arriba a abajo. Sin la ayuda de este libro, creo que hubiese estado perdido hasta el día de hoy.

Nadie podía darme una solución a mi problema. Los médicos lo único que sabían hacer era darme medicamentos. Y eso obviamente no estaba resolviendo el problema.

Para ponerle fin a este problema, debes atacarlo desde la raíz.

Y para hacer eso, el único camino es la dieta correcta. No hay otra alternativa.

Si tú ahora mismo estás pasando por lo que yo pasé hace un año atrás, recomiendo que le eches un vistazo a este libro que me curó de los hongos para siempre.

Estoy 100% seguro que no te va a defraudar. Todo lo contrario, también cambiará tu vida de arriba a abajo.

Para seguir la misma dieta que me curó de los hongos, haz clic aquí.

click

Te deseo el mejor de los éxitos,

Jorge