Cómo Usar Lejía para los Hongos de las Uñas

Cómo Usar Lejía para los Hongos de las UñasEstoy seguro de que, cada vez que quieres limpiar tu cuarto de baño u otras muchas partes de tu casa con el propósito de desinfectarlas y acabar con los posibles microorganismos que puedan tener presencia en ellas, utilizas lejía.

Sin duda, se trata de un compuesto muy efectivo para este propósito.

Entonces, ¿por qué no usarlo para acabar también con los hongos de tus uñas?

Lo cierto es que, en líneas generales, la lejía es efectiva para combatir los hongos de las uñas.

Sin embargo, debes extremar las precauciones a la hora de utilizarla.

Y es que su poder corrosivo también es muy fuerte, por lo que, si la usas bien, puedes provocar en tu piel irritaciones y problemas adicionales que no deseas.

A continuación, voy a explicarte cuáles son los mejores sistemas para utilizar la lejía de forma que sea efectiva para acabar con los hongos de tus uñas.

Pasos previos a la utilización de la lejía para los hongos de las uñas y recomendaciones

No apliques directamente la lejía sobre la zona afectada.

En su lugar, tómate tu tiempo y, utilizando una lima suave, procede a raspar la superficie de la uña con mucho cuidado con el propósito de eliminar el tejido muerto generado por los hongos.

Eso sí, cuídate de no atravesarla por completo y llegar a la piel que hay debajo puesto que esto será muy doloroso.

Tu objetivo debe ser, simplemente, dejar las partes infectadas al descubierto.

Tampoco debo olvidar decirte que, en caso de que notes que la piel sana se irrita como consecuencia de la aplicación de los tratamientos que te voy a comentar, dejes de inmediato de usarlos.

Esto se debe, fundamentalmente, a que la lejía contiene cloro, el cual es un químico muy potente que genera reacciones alérgicas en muchas personas.

Asimismo, nunca debes inhalar los vapores de la lejía aunque la hayas mezclado con agua o esté muy diluida con ella.

Esto se debe, fundamentalmente, a que puede llegar a ser tóxica y generar problemas en tus vías respiratorias.

Recuerda que los únicos seres vivos que deben afectados por estos tratamientos son los hongos que están devorando tus uñas.

Aplicación de los tratamientos

Aplicación de los tratamientos para hongos

La lejía es, en sí misma, un compuesto muy potente que no debe mezclarse con ningún otro elemento que no sea agua tibia.

Esto se debe, fundamentalmente, a que tiene una gran facilidad para generar reacciones químicas de diversa índole y que, para los que no tienen conocimientos en la materia, pueden tornarse imprevisibles.

Además, no hace falta, ni mucho menos, que emplees grandes cantidades.

De hecho, seguro que, si utilizas lejía para limpiar tu hogar, te has dado cuenta de que unas cuantas gotas pueden cumplir con su trabajo sobradamente.

En cualquier caso, lo primero que debes hacer es poner a calentar un litro de agua en una olla y, cuando alcance una temperatura bastante elevada pero que seas capaz de soportar, añade la lejía y mete tus pies en el interior para pasar así, aproximadamente, 30 minutos.

Debo decirte que la proporción adecuada es muy reducida.

De hecho, basta con verter una parte de lejía por cada 100 de agua. Esto quiere decir que, si utilizas un litro de agua, deberás añadir 10 ml de lejía. Utiliza un medido para no pasarte ni quedarte corto.

Este proceso debes repetirlo, al menos, dos o tres veces al día durante un mes completo para obtener resultados.

De hecho, si compruebas que los hongos de tus uñas desaparecen antes de ese plazo, no dejes de ponerlo en práctica.

Y es que puede que algunos hayan sobrevivido en las partes más ocultas de tus pies y estén esperando el momento propicio para volver a darte problemas.

Por su lado, en caso de que la infección generada por los hongos en tus uñas esté muy extendida, puedes ir un paso más allá en el uso de la lejía.

En este sentido, utiliza un lápiz blanqueador o, en su defecto, un bastoncillo para los oídos y mójalo en la lejía.

Después, aplícala suavemente sobre las zonas más infectadas. Sé perfectamente que te va a escocer bastante, pero debes ser fuerte. En un par de minutos la situación se hace más llevadera.

¿Qué hacer tras la aplicación de los tratamientos de lejía?

¿Qué hacer tras la aplicación de los tratamientos de lejía?

Debo hacer hincapié en que, bajo ningún concepto, debes olvidarte de limpiar la zona una vez que has terminado de aplicar cualquiera de los dos tratamientos fundamentados en la lejía que te acabo de explicar.

Esto se debe, por un lado, a que la lejía, como ya te he comentado, es tremendamente corrosiva, por lo que, más allá de acabar con los hongos, puede acabar agravando tus heridas si la dejas actuar demasiado tiempo.

Por otro, sobre todo en el caso del baño de agua caliente y lejía que te he comentado, la humedad crea el ecosistema preferido de los hongos.

De hecho, al usar una proporción tan baja de este compuesto en el preparado, puede que, con el paso de los minutos, se evapore y los microorganismos que tantos problemas te están generando vuelvan a la acción.

Para limpiar correctamente la zona, en el caso del baño de agua y lejía, utiliza una toalla suave y da con ella sobre la uña y entre los dedos pequeños golpecitos.

Asimismo, respecto al segundo de los tratamientos que te he comentado, deja caer, durante un par de minutos, agua tibia del grifo hasta asegurarte de que toda la lejía se ha eliminado.

Después, seca la piel siguiendo el proceso que te acabo de comentar.

Recuerda siempre que la lejía, debido a su carácter corrosivo, debe ser considerada como un tratamiento de choque para aquellos casos en los que los hongos están bastante extendidos por tus uñas.

Además, debes aplicarla con mucho cuidado y siguiendo todas las directrices que te he detallado en esta ocasión.

Solo así podrás estar seguro de que no te provocará ningún daño y de que elimina eficazmente esos molestos microorganismos que no te dejan tener unos pies o unas manos saludables.

Este es el final del artículo. Sin embargo aún tengo algo más para decirte...

¿Quieres saber por qué realmente no has logrado curar tus hongos hasta ahora?

Lo que mencioné en este artículo es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para eliminar los hongos para siempre.

Yo estaba en la misma situación que tú. Hasta que empecé a seguir un método que me ayudó a curar los hongos para siempre.

Si quieres saber cuál es el método que seguí y cómo lo puedes poner en práctica...

Haz clic aquí para mostrarte este método para que puedas eliminar los hongos para siempre

click aquí

Exitos!!!

Jorge

¿Te ha servido el artículo? Comparte!
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *