Cómo Curar los Hongos de las Uñas con Bicarbonato

uñas de manos y piesSe me ocurren pocos problemas que puedan llegar a ser tan incómodos y molestos como la irrupción de hongos en las uñas de las manos y, sobre todo, de los pies.

Y es que, por lo general, suelen provocar dolor, picor, quemazón y un empeoramiento estético que puede conllevar la pérdida de la pieza.

Además, en muchos casos, también huelen mal.

Sin embargo, acabar con los hongos de las uñas es algo mucho más sencillo de lo que puedes imaginar.

De hecho, un elemento tan común como es el bicarbonato de sodio, el cual podrás encontrar en cualquier supermercado, herboristería o farmacia de tu barrio, te será de gran utilidad.

Mi propósito en esta ocasión es la de explicarte por qué y cómo debes utilizarlo para que sea efectivo.

Te aseguro que, si me haces caso, en unos días tu problema de hongos en las uñas será cosa del pasado.

¿Por qué el bicarbonato de sodio es efectivo para los hongos de las uñas?

Pero, antes de nada, quiero dedicar unas líneas a explicarte por qué el bicarbonato de sodio es efectivo para combatir los hongos de las uñas.

Seguro que, en más de una ocasión, si has sentido acidez en el estómago, has tomado un poco de bicarbonato de sodio mezclado con agua para aliviar los síntomas.

Esto se hace, fundamentalmente, porque este compuesto tiene un marcado carácter alcalino, por lo que es capaz de reducir los niveles de acidez del pH del estómago rápidamente.

Pues, a la hora de aplicarlo sobre las uñas, el efecto es exactamente el mismo.

Por lo general, los hongos, para su proliferación en estas partes del cuerpo, necesitan, además de humedad y cierta oscuridad, que el pH sea más ácido de lo habitual.

Al aplicar el bicarbonato de sodio, lo que se consigue es devolver a la normalidad el pH y crear un entorno en el que no pueden reproducirse ni vivir cómodamente.

A esto hay que añadir, además, que el bicarbonato de sodio posee propiedades antifúngicas, antisépticas y antibacterianas, por lo que es de gran ayuda a la hora de paliar las posibles infecciones que los hongos han causado mediante su actividad.

Por si fuese poco, actúa como desodorante natural.

De hecho, es frecuente que muchas personas lo echen en los zapatos para eliminar el olor.

Por lo tanto, en el caso de que tengas los hongos en las uñas de tus pies, puede serte de gran ayuda a la hora de eliminar esta desagradable circunstancia.

Entonces, ¿cómo debes usar el bicarbonato de sodio para los hongos de tus uñas?

A continuación, voy a explicarte dos sencillas técnicas para que apliques sobre tus uñas el bicarbonato de forma segura y efectiva.

He de decirte que son complementarias, así que puedes poner en práctica las dos si tu problema está bastante acentuado.

 Baño de bicarbonato de sodio y vinagre de manzana

El vinagre de manzana tiene unas propiedades alcalinas y antifúngicas muy similares al bicarbonato de sodio, por lo que te recomiendo que combines ambos elementos para disfrutar de un efecto más potente.

En concreto, vas a necesitar los siguientes ingredientes:

– 125 ml de vinagre de manzana

– 30 gramos de bicarbonato de sodio

– 1,5 litros de agua

Una vez que lo tengas todo en tu poder, utiliza una olla para poner a calentar el agua.

En este sentido, debe estar a una temperatura alta pero que seas capaz de soportar en tus manos o tus pies.

En cuanto la hayas alcanzado, agrega los 125 ml de vinagre de manzana, remuévelo bien y pon la mezcla en el recipiente que hayas elegido y que se ajuste a tus necesidades.

Cuando lo hayas hecho, añade el bicarbonato de sodio, vuelve a remover el agua hasta que se diluya e introduce tus pies o tus manos.

Baños de bicarbonato y vinagre para uñas

En concreto, debes mantener la zona afectada dentro entre 15 y 20 minutos para que este remedio sea efectivo.

Puede que, al principio, sientas un poco de escozor, pero es totalmente normal.

Concéntrate y deja actuar el remedio.

Transcurrido el tiempo que te he comentado, procede a secar bien la zona de las uñas utilizando toallas delicadas, paños y algodón.

En este sentido, asegúrate de no dejar ningún rastro de humedad.

En el caso de que el problema esté bastante acentuado, pon en práctica también el siguiente remedio que voy a comentarte elaborado también a partir de bicarbonato de sodio.

Pasta de bicarbonato de sodio, limón y agua oxigenada

El limón es una fruta cítrica y, como tal, posee propiedades antisépticas realmente increíbles, lo que te vendrá muy bien para sanar y prevenir las infecciones generadas por los hongos.

En este sentido, el agua oxigenada, también denominada peróxido de hidrógeno, es también muy efectiva en este sentido, por lo que se combinan a la perfección con el bicarbonato de sodio.

En concreto, vas a necesitar los siguientes ingredientes para crear esta pasta antimicótica:

– 30 gramos de bicarbonato de sodio.

– El jugo de medio limón.

– 50 ml de agua oxigenada.

Solo tienes que añadir los ingredientes en un vaso y, a continuación, mezclarlos para lograr una pasta antimicótica realmente efectiva.

Cuando la tengas, utilizando un bastoncillo para los oídos, aplícala sobre las uñas que estén afectadas por los hongos.

En este sentido, trata de llegar a todas las zonas que puedas para tratar de combatir los efectos de estos microorganismos.

uñas de manos y pies

Además, trata de aplicarte pequeños masajes circulares con el propósito de exfoliar la superficie de la uña y sus inmediaciones.

Cuando acabes, deja que la pasta haga efecto durante 10 minutos y, después, lava la zona con agua del grifo.

Cuando esté limpia, vuelve a secar la zona con mucho cuidado para evitar la humedad.

En este sentido, puedes utilizar un poco de polvo de talco para asegurarte.

Los hongos en las uñas de los pies y de las manos son realmente molestos pero, dejándote ayudar por el bicarbonato de sodio y aplicándolo de las formas en las que te he comentado, lograrás acabar con ellos.

Eso sí, tendrás que ser constante y aplicar estos remedios una vez al día, preferentemente durante la noche, en un período de entre 2 y 4 semanas, según la gravedad de tu problema.

En cualquier caso, te aseguro que funciona.

Este es el final del artículo. Sin embargo aún tengo algo más para decirte...

¿Quieres saber por qué TODAVÍA no has logrado curar tus hongos?

Responde una simple pregunta para poder decirte qué estás haciendo mal.

Haz clic aquí para responder la pregunta

click aquí

Nos vemos allí!!!

Jorge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *