¿Sirve la Sal para los Hongos de los Pies? Cómo Usarla

la sal para los hongos de los piesProbablemente, todavía recuerdes que, cuando solo eras un niño, tus abuelos o tus padres te ponían un poco de sal en las heridas que te hacía jugando con tus amigos.

Es más, estoy seguro de que no te gustaría nada debido al fuerte escozor que esto te producía.

Sin embargo, era evidente que funcionaba y que, en un par de días, estaban completamente cicatrizadas.

Pues, respecto a tus hongos en los pies, también es un elemento de comprobada eficacia.

Aquí voy a explicarte por qué y te diré cómo debes utilizar la sal para tratar el problema que te afecta.

¿Por qué la sal es útil contra los hongos de los pies?

Son varios los factores que explican la eficacia de la sal a la hora de combatir los hongos de los pies.

En primer lugar, debo decirte que este elemento tiene un marcado carácter antiséptico.

Esto quiere decir que, al entrar en contacto con la herida infectada, acaba con las bacterias que hay presentes en ella, lo que impide que siga empeorando.

Una vez que la sal ha eliminado a las bacterias, la infección desaparece y la piel empieza a sanarse.

Sin embargo, en sí mismo, esto no explica por qué es útil para combatir los hongos.

Pero hay más.

Como probablemente ya sepas, la humedad es uno de los condicionantes indispensables para la supervivencia y la proliferación de los hongos.

De hecho, entre los consejos de higiene básicos para hacer frente a este problema está el de que, después de la ducha, seques bien las plantas de tus pies, las uñas y, sobre todo, entre los dedos, que es el lugar en el que aparece el conocido como pie de atleta.

La sal tiene la capacidad de eliminar la humedad rápidamente tanto si es producida por el exceso de sudoración en una determinada zona como si es consecuencia de no haber secado bien tus pies después de la ducha.

Esto se traduce en que, justo después de aplicarla, los hongos dejan de tener un ambiente adecuado en el que vivir, por lo que acaban muriendo y desapareciendo.

Este es el otro motivo fundamental por el que la sal debe formar parte obligatoriamente de tu tratamiento contra los hongos de los pies.

¿Por qué usar la sal aunque produzca escozor?

la sal para los hongos de los pies

Como ya te he dicho y como probablemente sabes, la sal, en contacto con las heridas, genera una serie de efectos secundarios desagradables, entre los que destaca el escozor.

Sin embargo, hay muchas razones por las que esta circunstancia no debe hacer que no la uses.

En primer lugar, aunque se venda en supermercados y establecimientos similares, la sal no cuenta con añadidos químicos ya que no es una sustancia perecedera.

Además, es muy barata, por lo que apenas tendrás que gastar dinero para curar tu problema.

Por si fuese poco, logra acabar con los hongos en menos tiempo que otras sustancias.

De hecho, aunque ese escozor inicial sea pronunciado, lo cierto es que, una vez que se pasa, el resto de síntomas asociados a este problema se reducen ostensiblemente.

Mejores formas de utilizar la sal contra los hongos de los pies

Hay varias formas en las que la sal puede ayudarte a acabar con el problema de hongos en los pies que estás sufriendo actualmente.

Son estas:

Aplicar la sal directamente

Poner la sal directamente sobre la herida puede provocar una sensación poco agradable.

Sin embargo, si las heridas están en mal estado, es lo más efectivo como tratamiento de choque.

Basta con ponerla y dejarla en la zona durante un par de minutos antes de retirarla utilizando agua tibia para que puedas empezar a notar sus efectos.

Sal y limón

Este remedio también te provocará escozor, pero es extremadamente efectivo.

De hecho, gracias a que el limón tiene carácter antiséptico y cicatrizante, complementarás los efectos de la sal.

Para prepararlo, solo tienes que poner, en un vaso, una cucharada de sal y, a continuación, añadir otras tantas cucharadas de jugo de limón.

Después, remueve bien la mezcla hasta que quede una especie de sustancia pastosa que deberás aplicar directamente sobre las heridas.

Para ello, emplea un trozo de algodón.

Aguanta todo el tiempo que puedas antes de retirarla.

Baño de agua caliente y sal

Si tu problema con los hongos en los pies no está muy extendido, este remedio puede servirte por sí mismo.

En cambio, si lo está, compleméntalo con cualquiera de los otros dos que te he explicado anteriormente.

En concreto, solo tienes que poner a calentar una olla con agua y, cuando vaya a empezar a hervir, añadir un par de cucharadas grandes de sal.

Después, vuelve a dejar que llegue al punto de ebullición y retírala del fuego.

la sal para los hongos de los pies

Para saber en qué momento puedes introducir tus pies, mete los dedos de tus manos en el agua y, cuando notes que está caliente e, incluso, te quema un poco pero puedes soportarlo bien, hazlo.

Si tienes un termómetro de cocina, la temperatura ideal se encuentra entre los 45º C y los 50º C.

Mantén los pies dentro durante 30 minutos y, después, asegúrate de secarlos bien utilizando una toalla suave.

Repite el proceso, al menos, dos veces al día durante un mes para percibir resultados.

Baño de sal, ajo y árbol de té

Si tienes en casa ajo y planta de árbol de té, ya sea entera o en forma de aceite esencial, también puedes añadirlos al remedio que te he explicado en el punto anterior.

El ajo aportará una dosis adicional de efectividad contra los hongos y las bacterias y el árbol de té te ayudará a equilibrar el pH de la piel con el propósito de crear un ambiente inhóspito para la proliferación de estos microorganismos.

Olvida tus miedos y deja que la sal de ayude a acabar, de una vez por todas, con los hongos de tus pies.

Te aseguro que, si me haces caso y pones en práctica estos remedios que te acabo de explicar, formarán parte de tu pasado mucho antes de lo que puedas imaginar.

Este es el final del artículo. Sin embargo aún tengo algo más para decirte...

¿Quieres saber por qué realmente no has logrado curar tus hongos hasta ahora?

Lo que mencioné en este artículo es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para eliminar los hongos para siempre.

Yo estaba en la misma situación que tú. Hasta que empecé a seguir un método que me ayudó a curar los hongos para siempre.

Si quieres saber cuál es el método que seguí y cómo lo puedes poner en práctica...

Haz clic aquí para mostrarte este método para que puedas eliminar los hongos para siempre

click aquí

Exitos!!!

Jorge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *