Pomada para los Hongos de los Pies de Origen Natural

Pomada para los Hongos de los Pies de Origen NaturalEstoy seguro de que existen dos alternativas si has llegado hasta aquí.

O te interesa especialmente la medicina natural.

O te has dado cuenta de que los compuestos químicos que recetan los médicos o que te prescriben en las farmacias no suelen ser plenamente efectivos contra los hongos de los pies.

De hecho, también generan efectos secundarios realmente desagradables que hacen que no merezca la pena utilizarlos.

Por fortuna, la naturaleza te brinda todo lo que necesitas para hacer pomadas realmente efectivas contra el problema que padeces.

En este sentido, todas las que aquí voy a explicarte cómo preparar se elaboran a partir de ingredientes que, si no tienes en tu despensa, podrás encontrar fácilmente en cualquier herbolario o tienda de tu barrio.

Crema de yogur natural y aceite de coco

Seguro que, a través de la publicidad, has escuchado infinidad de veces que el yogur natural contiene infinidad de sustancias probióticas beneficiosas para tu flora intestinal.

Sin embargo, por lo general, no suelen contarte que estas también son muy efectivas para tratar las infecciones generadas por los hongos en los pies.

Por su parte, el aceite de coco posee una gran variedad de ácidos grasos de cadena media que nutren la piel, ayudan a la cicatrización y fomentan su regeneración.

Por lo tanto, combinar ambos elementos para formar una pomada con la que erradicar los hongos es una opción ideal al alcance de tu mano.

Para ello, solo tienes que usar un yogur natural que no contenga azúcares de ningún tipo ni compuestos artificiales (conservantes, colorantes, etc.) y, posteriormente, añadir dos cucharadas de aceite de coco.

A continuación, remuévelo todo hasta crear una pasta homogénea.

Pon directamente esta crema sobre las zonas dañadas por los hongos y haz especial hincapié entre los dedos.

Asimismo, si te cuesta llegar a alguna o si estos han hecho acto de presencia en tus uñas, utiliza un bastoncillo para los oídos o un lápiz blanqueador para llegar a los rincones más complicados.

Deja la crema hasta que se seque.

De hecho, puesto que no presenta ningún efecto adverso, no tengas prisa por retirarla.

Mi consejo, en este sentido, es que la apliques a última hora de la noche y duermas con ella.

A la mañana siguiente, lava tus pies en el bidé o la ducha y sécalos con mucho cuidado. En una semana deberías empezar a notar los efectos.

Crema de bicarbonato de sodio y limón

Crema de bicarbonato de sodio y limón

El limón es, sin duda alguna, uno de los mejores antisépticos que se conocen.

De hecho, estoy seguro de que, cuando eras pequeño, tus padres o tus abuelos lo han utilizado para desinfectar cualquier herida que te hubieses hecho jugando en la calle o en casa.

Es cierto que, al entrar en contacto con una herida o con la zona afectada por los hongos, vas a sentir dolor y escozor.

Sin embargo, esto es positivo ya que significa que está haciendo efecto y que está eliminando todos los microorganismos que están generando el problema y los síntomas que padeces.

Por otro lado, el bicarbonato de sodio es extremadamente eficaz para este problema por su capacidad para reducir los niveles de acidez en el pH de la piel.

Ten en cuenta que, en muchas ocasiones, estos organismos proliferan por los desequilibrios producidos en este, por lo que debes tratar de devolverla a la normalidad.

Pon, en un vaso o una taza, tres cucharadas de bicarbonato de sodio y, posteriormente, añade el jugo de medio limón.

Tu objetivo debe ser que, al remover, quede con forma de pasta, por lo que ajusta las proporciones en función de ese hecho.

Una vez que el ungüento posea la textura adecuada, ponlo directamente sobre las zonas afectadas y, aunque sientas un poco de dolor, aguanta durante 20 o 25 minutos.

Después, limpia la zona con agua del grifo y sécala bien con una toalla suave.

Repite el proceso tres veces al día durante la primera semana y, conforme vaya desapareciendo el problema, reduce la asiduidad.

Crema de ajo y vinagre

Crema de ajo y vinagre

El ajo, al igual que el limón, es uno de los grandes protagonistas de infinidad de recetas naturales muy eficaces para sanar los hongos de los pies.

Esto se debe, fundamentalmente, a que es capaz de eliminar a cualquier microorganismo perjudicial para la salud en cuestión de minutos, lo que se traduce en una rápida curación de las infecciones.

Por su parte, el vinagre es otro desinfectante natural muy utilizado que puede serte de gran ayuda.

Además, al igual que te dije anteriormente respecto al bicarbonato de sodio, tiene la capacidad de equilibrar los niveles de pH de la piel con el propósito de crear un ambiente en el que los hongos no puedan reproducirse y vivir.

Es posible que te cueste un poco conseguir la textura de pomada a partir de estos dos ingredientes, por lo que mi consejo, al igual que en el primer caso, es que emplees un poco de yogur natural para lograrlo.

En concreto, vas a necesitar machacar cuatro o cinco dientes de ajo grandes utilizando un mortero y, posteriormente, añadir una cucharada de vinagre y otra de yogur natural.

Después, remueve bien la mezcla y aplícala sobre las partes de la piel afectadas por los hongos.

Debo decirte que, bajo ningún concepto, dejes actuar esta pomada más de 15 minutos sobre la piel.

Esto se debe a que el ajo, a pesar de sus efectos beneficiosos para erradicar los hongos, puede ocasionar quemaduras sobre la piel si se sobrepasa ese umbral de tiempo.

Además, tampoco debes tapar la zona durante ese tiempo por la misma razón.

En cuanto pasen los 15 minutos, utiliza un poco de agua del grifo para limpiar bien el pie y sécalo con una toalla suave.

Para notar resultados, debes aplicar esta crema 3 veces al día hasta ver cómo empieza a remitir el problema.

Estas tres pomadas de las que te acabo de hablar son tan efectivas como cualquier crema que puedas comprar en la farmacia y, además, no generan ningún tipo de efecto secundario.

Así que, a partir de este preciso instante, aplícalas sobre tus pies a diario. No tardarás en ver remitir los síntomas y en volver a lucir unos pies fantásticos.

Este es el final del artículo. Sin embargo aún tengo algo más para decirte...

¿Quieres saber por qué realmente no has logrado curar tus hongos hasta ahora?

Lo que mencioné en este artículo es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para eliminar los hongos para siempre.

Yo estaba en la misma situación que tú. Hasta que empecé a seguir un método que me ayudó a curar los hongos para siempre.

Si quieres saber cuál es el método que seguí y cómo lo puedes poner en práctica...

Haz clic aquí para mostrarte este método para que puedas eliminar los hongos para siempre

click aquí

Exitos!!!

Jorge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *