¿La Sábila Sirve para los Hongos de los Pies?

la sabila para los hongos de los piesLos pies suelen ser la parte del cuerpo que más solemos descuidar.

Esto sucede porque normalmente es un lugar que se mantiene oculto con el calzado, por tanto, es más vulnerable a ciertos padecimientos.

Aunque los pies suelen ser aseados durante el baño diario son susceptibles a bacterias y hongos, ya sea que se encuentren cubiertos, o no, por el calzado.

El calzado cerrado aumenta el calor y la humedad, fuente de proliferación de bacterias.

Por su parte, el calzado descubierto permite la infección de los pies con hongos y bacterias presentes en el ambiente.

La presencia de hongos en los pies es una situación desagradable.

Los hongos pueden causar escozor, lesiones en la piel y una visión antiestética.

En la actualidad, existe una gran variedad de productos para tratar dicho padecimiento, sin embargo, los tratamientos realizados mediante productos naturales son muy populares.

De esta manera, obtendrás excelentes resultados y no tendrás que aplicar cremas con químicos extraños en tu piel.

La sábila es uno de estos productos naturales ideales para tratar los hongos en los pies.

Te lo recomiendo porque posee excelentes propiedades antimicóticas, hidratantes y cicatrizantes.

¿Qué es la sábila?

La sábila es uno de los géneros más emblemáticos y conocidos de la familia botánica de las asfodeloideas.

También conocida como aloe vera, es una de las plantas más valoradas por sus múltiples propiedades medicinales.

Dichas propiedades medicinales han sido comprobadas en su mayoría por la ciencia, mientras que otras son afirmadas constantemente por los usuarios.

La planta es originaria de África, sin embargo, es común conseguirlas de forma natural en cualquier zona desértica alrededor del mundo.

La planta posee un color verde intenso y dentro de su corteza cristales blandos traslúcidos que albergan un gel amarillo.

El gel procedente del cristal de sábila es la sustancia a la cual se le atribuyen un gran número de propiedades curativas.

¿Por qué es bueno para los hongos en los pies?

Las antraquinonas son el principal grupo de ingredientes activos que ejercen una excelente función curativa sobre la piel.

La aloína, uno de los principales ingredientes activos de la sábila, es un poderoso antibiótico de uso externo.

No se recomienda su uso interno, ya que la aloína es un laxante un poco fuerte.

Otros principios activos como la isobarbaloína, barbaloína, crisofánico y el ácido aloético, son bactericidas muy efectivos.

Por último, el ácido cinámico, un ingrediente que ha sido probado y estudiado en diversos tratamientos contra los hongos y la psoriasis donde se obtuvieron resultados positivos.

Todos estos ingredientes actúan con una sinergia espectacular, por tal motivo, se considera a la sábila como un producto idóneo para tratar los hongos en los pies.

Cómo extraer el gel de sábila

Para preparar diversos remedios caseros utilizados para tratar los hongos en los pies es necesario extraer el gel de sábila.

Esta sustancia es fácil de obtener y siguiendo simples procedimientos podrás disponer de ella en pocos minutos.

Te recomiendo lavar completamente la planta de sábila y retirar con la ayuda de un cuchillo la corteza exterior.

El producto resultante será un cristal blando y traslúcido, el mismo comenzará a emanar un líquido amarillo que debe procurarse no desperdiciar, ya que en él se encuentra la mayor cantidad de aloína.

El cristal de sábila debe introducirse en una licuadora y licuar durante un minuto.

De esta manera, se logrará conseguir un fluido de contextura gelatinosa, el cual podrás utilizar en elaboración de tus distintos remedios caseros.

Remedios caseros para los hongos en los pies

Crema de gel de sábila y ácido bórico

El bórax, o ácido bórico, es un compuesto químico ampliamente utilizado para mitigar el pie de atleta en las personas como también reducir el sudor excesivo y mal olor.

En combinación con la sábila, ofrece un efecto antimicótico de amplio espectro capaz de eliminar hongos en los pies en tan solo unos días.

Para prepararlo es necesario mezclar partes iguales de ácido bórico y gel de sábila.

crema gel de sabila y acido borico

Una cucharada de cada uno bastará para conseguir una cantidad suficiente para aplicarte dos o tres días consecutivos.

Te recomiendo aplicar este remedio dos veces al día en el área afectada.

Loción de gel de sábila y aceite de coco

Los ácidos grasos presentes en el aceite de coco tienen propiedades sorprendentes como bactericida.

Estudios confirman que dichos ácidos grasos pueden eliminar más del 80 % de virus y bacterias conocidas, incluso microorganismos causantes de VIH, herpes, cándida y chlamydia son vulnerables a él.

Por tanto, te recomiendo combinar este ingrediente con el gel de sábila para combatir los hongos en los pies.

Para preparar este remedio te aconsejo utilizar siempre 2 cucharadas de gel de sábila por cada cucharada de aceite de coco.

El aceite de coco puede volverse un poco pastoso, sin embargo, esto le aportará una mejor contextura a la preparación.

Debes mezclar bien los dos ingredientes, el resultado será una loción espesa, la misma te recomiendo aplicarla dos veces al día luego de limpiar bien tus pies.

Tratamiento con vinagre de manzana y cristal de sábila

El vinagre de manzana ha sido utilizado durante siglos como un excelente antiséptico y bactericida.

Te recomiendo limpiar muy bien toda la zona afectada con una compresa impregnada de vinagre de manzana.

Esto eliminará cualquier bacteria u hongo de forma superficial y creará las condiciones propicias para que el gel de sábila realice una mejor acción.

Acto seguido, se debe aplicar el gel de sábila, te recomiendo colocar una película fina de gel y dejar secar.

Este tratamiento debes realizarlo dos veces al día, en poco tiempo verás excelentes resultados.

vinagre de manzana y sabila para los hongos

Consejo para que los tratamientos sean más efectivos

Para mejorar la efectividad de los tratamientos te recomiendo limpiar o lavar todos tus calzados con vinagre blanco.

En caso de tener calzados que no se puedan lavar, utilizar un aspersor con vinagre blanco será la mejor opción para desinfectar.

De igual manera, los calcetines deben remojarse unos minutos en vinagre blanco antes de realizar el proceso normal de lavado.

Te recomiendo usar calcetines de algodón y que además posean un tejido grueso y transpirable, ya que estos reducen la proliferación de bacterias y hongos.

Este es el final del artículo. Sin embargo aún tengo algo más para decirte...

¿Quieres saber por qué TODAVÍA no has logrado curar tus hongos?

Responde una simple pregunta para poder decirte qué estás haciendo mal.

Haz clic aquí para responder la pregunta

click aquí

Nos vemos allí!!!

Jorge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *