¿La Betametasona Sirve para los Hongos de los Pies?

¿La Betametasona Sirve para los Hongos de los Pies?Desgraciadamente, los médicos y dermatólogos no dan demasiada importancia a los hongos de los pies.

Y salvo en casos muy extremos, acaban recetando genéricamente medicamentos que, o bien no acaban con la raíz del problema, o generan efectos secundarios desagradables y perjudiciales.

El más claro ejemplo que se me viene a la mente es el de la betametasona.

De hecho, no me extrañía que, si has acudido a tu doctor últimamente por tu problema de hongos, te la haya recetado.

Sin embargo, mi consejo es que no la uses.

Aquí voy a decirte por qué y te explicaré algunas alternativas naturales mucho más efectivas y saludables.

¿Por qué la betametasona NO es recomendable para los hongos en los pies?

Lo primero que debes saber es que la betametasona solo es efectiva para combatir los síntomas derivados de la aparición de hongos en los pies como, por ejemplo, la inflamación, el picor y la quemazón.

Sin embargo, no tiene ningún efecto sobre los hongos en sí mismos, por lo que, a pesar de la mejora en el grado de incomodidad generada por estos, seguirán estando ahí.

Evidentemente, no puedes pasarte toda la vida usando betametasona.

Por ello, cuando creas que el problema se ha solucionado y abandones su aplicación, no pasarán más de dos o tres días hasta que los hongos vuelvan a hacer acto de presencia y empieces a notar de nuevo los síntomas.

Esta es la razón por la que, en muchas ocasiones, la betametasona se receta junto a clotrimazol y nistanina, dos potentes antifúngicos y antisépticos químicos que sí se encargan de acabar con los hongos.

Puede parecerte que esta es la solución del problema, pero no es así.

Y es que, si te detienes a leer el prospecto de la betametasona y de los otros dos compuestos que te he comentado, no tardarás en quedarte boquiabierto al llegar a la sección de efectos secundarios.

En concreto, la betametasona, junto a los otros dos compuestos o por separado, puede producir psoriasis pustular, acné, cambios en la coloración de la piel, ardor y sarpullidos severos.

Por si fuese poco, no se recomienda ponerla sobre heridas abiertas, por lo que si los hongos las han generado no debes usarla bajo ningún concepto.

Alternativas naturales a la betametasona

Alternativas naturales a la betametasona

Ahora que ya sabes por qué no debes usar betametasona para contrarrestar los efectos producidos por la infección por hongos que sufres en tus pies, debo decirte que, afortunadamente, la naturaleza te brinda todo lo que necesitas para acabar con estos microorganismos y volver a sentirte bien sin emplear medicamentos químicos.

Vinagre blanco, de mesa o de manzana para los hongos

Debo señalar, en primera instancia, que el vinagre blanco es especialmente efectivo para el pie de atleta, el cual suele desarrollarse, especialmente, entre los dedos de los pies y que puede llegar a ser extremadamente incómodo.

En este sentido, si la infección por hongos ha aparecido en la planta del pie o en la uña de cualquiera de los dedos, emplea mejor vinagre convencional o vinagre de manzana para preparar este remedio.

Lo único que vas a tener que hacer para disfrutar de las propiedades del vinagre blanco o de cualquiera de los otros dos tipos es sumergir tus pies en una solución preparada a partir de un vaso entero de este ingrediente dentro de un litro de agua que, anteriormente, habrás debido calentar.

Mantén tus pies dentro durante 15 o 20 minutos y te aseguro que el picor, el dolor y la quemazón desaparecerán del mismo modo que si te hubieses aplicado betametasona.

Eso sí, los vinagres que te he comentado estabilizan el pH de la zona, de modo que los hongos no pueden proliferar y acaban muriendo y desapareciendo, por lo que el problema se soluciona en un plazo de, aproximadamente, un mes.

Ajo para los hongos de los pies

El ajo es uno de los ingredientes estrella dentro de la medicina natural por sus propiedades antisépticas, reparadoras y antifúngicas.

De hecho, se convertirá en uno de tus mejores aliados a la hora de combatir los hongos.

En este sentido, debo decirte que puedes utilizarlo directamente o mediante la fórmula de su aceite esencial.

Si optas por la vía convencional, tritura un par de dientes de ajo utilizando un mortero o instrumento similar y, empleando un algodón o bastoncillo para los oídos, aplícalo directamente sobre las heridas ocasionadas por los hongos.

Después, tapa la zona utilizando una venda.

Bajo ningún concepto debes mantener la zona cubierta durante más de 15 minutos.

Esto se debe, fundamentalmente, a que, en su interior, el ajo contiene sustancias ácidas muy agresivas que, si bien es cierto que son las que se encargarán de acabar con los hongos, pueden acabar generando quemaduras en tu piel.

Cuando transcurra el tiempo que te he comentado, lava la zona con un poco de agua corriente del grifo y sécala a conciencia empleando una toalla suave.

Limón y aceite de lavanda

Limón y aceite de lavanda

El limón, gracias a su carácter cítrico, se encargará de desinfectar las heridas ocasionadas por los hongos y, directamente, de acabar con estos microorganismos.

Además, el aceite de lavanda será la responsable de acabar con uno de los más desagradables síntomas y efectos secundarios de los hongos como es la aparición de malos olores.

Solo tienes que extraer el jugo de medio limón, añadir una cucharada de aceite de lavanda y aplicar directamente sobre las zonas afectadas.

Como imaginarás, lo primero que vas a sentir es ardor y escozor, pero te recomiendo que tengas fuerza de voluntad y que lo soportes ya que los resultados son maravillosos.

Mi consejo es que, a partir de ahora, combines estos tres remedios que te acabo de comentar y que suprimas la aplicación de la betametasona.

Y es que, gracias a ellos, eliminarás los síntomas y acabarás con los hongos de una vez por todas sin sufrir efectos secundarios.

Además, tampoco me puedo olvidar de recordarte que, si por motivos de trabajo o por cualquier otra cuestión, pasas muchas horas con los zapatos puestos, elijas siempre un calzado transpirable y que apliques polvos de talco para que no se genere demasiada humedad.

Este es el final del artículo. Sin embargo aún tengo algo más para decirte...

¿Quieres saber por qué realmente no has logrado curar tus hongos hasta ahora?

Lo que mencioné en este artículo es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para eliminar los hongos para siempre.

Yo estaba en la misma situación que tú. Hasta que empecé a seguir un método que me ayudó a curar los hongos para siempre.

Si quieres saber cuál es el método que seguí y cómo lo puedes poner en práctica...

Haz clic aquí para mostrarte este método para que puedas eliminar los hongos para siempre

click aquí

Exitos!!!

Jorge

¿Te ha servido el artículo? Comparte!
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *