Agua con Sal para los Pies con Hongos

agua con sal para los hongos de los piesEn muchas ocasiones conviene dejar de lado los dictados de la medicina moderna, la cual es bastante cara, provoca efectos secundarios y no siempre es útil, para volver a confiar en los remedios naturales que nuestros antepasados no tan lejanos utilizaban para combatir infinidad de males como, por ejemplo, los hongos de los pies.

Está claro que los hongos de los pies son molestos y, en algunos casos, dolorosos.

Tanto, que pueden llegar a impedir que desarrolles una vida completamente normal.

Sin embargo, con algo tan sencillo como aplicar baños sobre las zonas afectadas con agua con sal puedes ayudar a tu cuerpo a acabar con ellos.

Aquí voy a explicarte por qué y te contaré cómo debes poner en práctica este remedio tan sumamente efectivo.

¿Por qué el agua con sal te será de utilidad para acabar con los hongos de tus pies?

¿Alguna vez, cuando eras pequeño, tus padres pusieron sal para curar alguna herida que te hiciste jugando con tus amigos?

Seguro que, aunque sea por la fuerte sensación de escozor que en ti provocó este remedio, te acuerdas.

Lo cierto es que la sal marina sigue siendo uno de los desinfectantes más potentes que se conocen hoy en día.

Por ello, no debes dejar de aprovecharla.

Cuando la sal entra en contacto con tu piel afectada por los hongos lo que hace, en primer lugar, es acabar con las bacterias que se han acumulado en las heridas y que las están infectando.

Además, reduce los niveles de humedad, por lo que los microorganismos dejan de estar en un entorno adecuado para proliferar y acaban muriendo.

Estas son las razones por las que es tan efectiva para tratar tu problema.

¿Cómo utilizar el agua con sal para tus hongos en los pies?

Existen, en resumidas cuentas, dos maneras de utilizar el agua con sal para tus hongos en los pies.

Además, como explicaré más adelante, pueden utilizarse otros ingredientes para complementar y potenciar sus efectos.

agua con sal para los hongos de los pies

Agua en pequeñas dosis y mucha sal

En el supuesto de que estés sufriendo una grave infección por hongos en tus pies y necesites un tratamiento de choque que revierta la situación lo antes posible, esto es lo que debes hacer.

Empieza, con una lima, eliminando la piel muerta y las costras que se han acumulado sobre las zonas afectadas por estos microorganismos.

Este paso es vital para favorecer que el agua con sal penetre en las heridas y llegue hasta las capas más internas.

A continuación, llena un cuarto de taza con sal y añade un par de cucharadas de agua.

El objetivo no es que se diluya, sino que se humedezca y forme una especie de pasta.

En caso de no lograrlo fácilmente, pon unas gotas de aceite de oliva.

Posteriormente, utiliza un trozo de algodón o, en su defecto, un lápiz blanqueador o un bastoncillo para los oídos, el cual te será muy útil en el caso de que sufras pie de atleta, y mójalo en la mezcla.

Después, pásalo sobre las heridas y, aunque sientas un fuerte escozor, aguanta y déjalo reposar durante 15 minutos al menos.

Una vez que transcurra este tiempo, usando un poco de agua tibia, retira la sal y seca bien la zona para evitar que la humedad se acumule.

Baño de agua con sal

Se me ocurren pocos remedios más relajantes y efectivos que este para tratar el problema de los hongos en los pies.

En concreto, deberás ponerlo en práctica, al menos, una vez al día y, preferiblemente, a última hora.

De hecho, es importante que, si pasas muchas horas de pie con el calzado puesto por culpa de tu trabajo o tus actividades diarias de otro tipo, no te descuides en su aplicación.

Basta con poner a calentar en una olla un litro y medio de agua, aproximadamente.

Cuando alcance el punto de ebullición, añade medio vaso de sal marina y espera a que vuelva a hervir.

Después, retira el recipiente del fuego y déjalo enfriar hasta que el agua alcance una temperatura que sea soportable por tu piel.

Ya solo tienes que poner el agua en una palangana o recipiente similar en el que puedas introducir tus pies cómodamente.

El tiempo que deben pasar en él es de, aproximadamente, 30 minutos.

Una vez transcurrido ese tiempo, utiliza una toalla suave para secar la zona y eliminar cualquier rastro de humedad.

Y es que esta puede crear el ambiente idóneo para la proliferación de los hongos otra vez.

Elementos complementarios para estos remedios

Voy a centrarme, sobre todo, en elementos que puedes añadir a los baños de agua con sal y que se encargarán de potenciar los efectos de este remedio fácilmente.

En este sentido, solo tienes que añadir el jugo de medio limón a la mezcla para lograr potenciar las cualidades antisépticas de la sal.

Pero, además, también lograrás dar un empujón a la piel a la hora de cicatrizar las heridas y regenerarse más rápidamente.

Otro ingrediente que se combina a la perfección con el agua con sal y que puede serte de mucha ayuda contra los hongos de los pies es el aceite esencial de orégano.

agua con sal para los hongos de los pies

De hecho, se trata de uno de los más potentes antimicóticos que se conocen y su utilidad está más que demostrada.

Del mismo modo, el aceite esencial de lavanda, el cual inundará tu hogar de un excelente aroma y te aportará un frescor único en tus pies, también es muy adecuada para poner solución al problema que te asola.

Finalmente, solo me queda recomendarte que añadas también un diente de ajo ya que este ingrediente posee, además de cualidades antisépticas, un carácter antioxidante fuera de toda duda.

Gracias a él, acabarás con los radicales libres que fomentan la proliferación de los hongos.

Hazme caso y deja que un remedio tan simple como es el agua con sal te ayude a acabar con los hongos de tus pies de una vez por todas.

Y es que, si lo usas todos los días, te aseguro que, en aproximadamente un mes, estos serán cosa, única y exclusivamente, del pasado.

Este es el final del artículo. Sin embargo aún tengo algo más para decirte...

¿Quieres saber por qué TODAVÍA no has logrado curar tus hongos?

Responde una simple pregunta para poder decirte qué estás haciendo mal.

Haz clic aquí para responder la pregunta

click aquí

Nos vemos allí!!!

Jorge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *