Cómo Curar los Hongos de los Pies en Una Semana con Remedios Caseros

Los hongos en los pies suponen un auténtico quebradero de cabeza para todo aquel que lo sufre.

De hecho, si los padeces en estos momentos, seguro que sabes a qué me refiero.

Y es que pican, escuecen y duelen en todo momento.

Además, son muy difíciles de eliminar ya que les encanta la humedad y los calzados cerrados.

¿Qué hacer entonces?

Puesto que, al igual que a mí, si has ido a un especialista te ha dicho que, como mínimo, vas a tardar en acabar con los hongos un mes o más, voy a contarte un secreto cuya eficacia he comprobado yo mismo y que te permitirá acabar con el problema en una semana.

En concreto, se trata de una fórmula en la que, por un lado, tendrás que utilizar y aprovechar las bondades del cloro y del bicarbonato de sodio y, por otro, tomar una serie de frutas especialmente enfocadas a mejorar tu sistema inmunitario.

¿Cómo utilizar el bicarbonato de sodio para combatir los hongos de los pies?

El bicarbonato de sodio es un elemento que podrás encontrar fácilmente en cualquier farmacia, supermercado o herboristería de tu barrio y que, además, es muy barato.

Sin embargo, el principal motivo por el que aquí quiero hablar de él es por su capacidad para acabar con los hongos.

Y es que posee marcadas propiedades antifúngicas, así como antimicrobianas y antisépticas.

En concreto, lo que hace el bicarbonato de sodio al entrar en contacto con las zonas de tus pies afectadas por los hongos es crear un ambiente alcalino en el que estos microorganismos, así como el resto que provocan las infecciones de las heridas, puedan reproducirse e, incluso, sobrevivir.

Por un lado, puedes aplicarte baños en los pies echando 150 mg de bicarbonato de sodio en un litro de agua.

Sin embargo, si quieres tener resultados más inmediatos, lo ideal es que lo mezcles con unas gotas de vinagre de manzana o de aceite de lavanda hasta formar una sustancia pastosa. Cuando la tengas, usando un bastoncillo para los oídos, aplícala sobre las heridas, entre los dedos, por debajo de las uñas y, en general, en cualquier zona que creas que puede estar afectada.

Debes repetir esta acción, al menos, dos veces al día durante una semana.

Además, debes dejar que la mezcla haga efecto unos 15 minutos antes de retirarla con agua clara y secar muy bien tus pies con una toalla suave.

bicarbonato de sodio para los hongos

¿Cómo puede ayudarte el cloro a acabar con los hongos?

Ya te he hablado del bicarbonato de sodio, así que ahora me toca hacerlo acerca del cloro, otro elemento muy útil para acabar con los hongos de los pies rápidamente.

En este sentido, lo que debes hacer, en primer lugar, es acudir a la sección de limpieza del hogar de cualquier tienda o supermercado y comprar una botella de cloro líquido.

Cuando la tengas en tu poder, busca un recipiente grande en el que quepan tus pies fácilmente y llena tres cuartas partes de él con agua caliente.

En este sentido, el agua no debe estar en su punto de ebullición, pero debe hacerte sentir el calor.

Después, rellena la parte que falta con el cloro y mézclalo todo bien.

Tu objetivo será conseguir mantener los pies 20 minutos dentro de este preparado.

Puede parecerte una tarea sencilla, sobre todo al principio, pero no lo es.

Y es que, con el paso del tiempo, las bacterias y los hongos se activarán ante la amenaza de muerte que supone el cloro y te generarán bastante incomodidad.

Sin embargo, si alcanzas la cifra que te he dicho, el tratamiento será un éxito.

Una vez transcurrido ese tiempo, saca los pies del recipiente y, sin secarlos, envuélvelos usando papel transparente como el que utilizas para envolver algunos alimentos.

Hazlo bien, ya que el objetivo es crear un ambiente estanco en el que el oxígeno no penetre y que produzca la muerte de los microorganismos por los efectos del cloro. 15 minutos es tiempo más que suficiente.

Si tienes la oportunidad, repite este proceso dos veces al día también durante una semana.

Los resultados no se harán esperar.

Frutas para fortalecer el sistema inmune y acabar con los hongos

El bicarbonato de sodio y el cloro componen un tratamiento de choque que conseguirá diezmar, rápidamente, la población de hongos, bacterias y microorganismos de tus pies y que son los responsables de los problemas que padecen.

Sin embargo, no son suficiente.

Y es que necesitas cuidar tu dieta y fortalecer tu sistema inmune para dotarlo de la energía que necesita para erradicar por sí mismo a los seres que le están afectando.

Sin duda, la fruta es el elemento que más puede serte de ayuda en este sentido.

Evidentemente, las que poseen altas concentraciones de vitamina C serán las que te resulten de mayor utilidad, pero hay otras.

Vamos a verlas:

 Frutas ricas en vitamina C.

La naranja, el limón, la toronja y el kiwi son frutas extremadamente ricas en ácido ascórbico, que es la sustancia que, una vez sintetizada, da lugar a la vitamina C que tu cuerpo utiliza a diario para incrementar la producción de leucocitos y, con ello, aumentar su capacidad de respuesta ante las infecciones causadas por los hongos y demás microorganismos.

Ten en cuenta que una sola naranja contiene el 100 % de ka vitamina C que un ser humano necesita al día.

Sin embargo, debido a tu problema, tú requieres mayor cantidad.

 La papaya.

Esta fruta tropical originaria de México posee una alta concentración de vitamina A, la cual es muy útil para prevenir enfermedades.

De hecho, acelera la producción de linfocitos B y linfocitos T, que son aquellos que especialmente luchan frente a los hongos.

 El melocotón.

melocoton para los hongos

Esta fruta no contiene tanta vitamina A como la papaya ni tanta vitamina C como los cítricos, pero posee una combinación de ambas de gran utilidad para tu organismo.

Así que alterna los tipos anteriores con melocotones para fortalecer tu sistema inmune.

Utiliza, durante una semana, bicarbonato de sodio y cloro de la forma en la que te he indicado, centra tu dieta en estas frutas que te acabo de comentar y estoy seguro de que, en 7 días, tus hongos habrán desaparecido.

Eso sí, toma precauciones posteriormente para evitar que vuelvan a aparecer con el tiempo.

Éxitos!

Jorge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *