Cómo Curar Heridas en los Pies por Hongos

heridas de los pies por hongosLos pies son zonas especialmente delicadas dentro de nuestro cuerpo.

Esto se debe, fundamentalmente, a que los usamos prácticamente a cada minutos para caminar.

Por ello, padecer hongos que degeneren en heridas puede ser algo realmente molesto, incómodo e, incluso, doloroso.

Todo ello, además, hace que sanar las heridas que estos producen sea especialmente complicado.

Sin embargo, si tienes heridas en los pies producidas por los hongos, no te preocupes.

Aquí voy a contarte, de forma clara y sencilla, qué debes hacer para sanarlas por completo y volver a disfrutar de una vida totalmente normal.

Agua oxigenada para curar las heridas de hongos en los pies

El agua oxigenada o peróxido de hidrógeno es una sustancia que seguro que tienes en casa.

Y es que, habitualmente, se utiliza para desinfectar heridas.

De hecho, es muy eficaz en este sentido, motivo por el que te lo recomiendo.

Y es que, cuando los hongos provocan heridas abiertas en tus pies, es frecuente que en ellas aparezcan microorganismos y bacterias que provoquen infecciones.

Puedes, por un lado, aplicar directamente el agua oxigenada sobre las heridas.

Al hacerlo, verás como, del interior, aparece una espuma blanquecina, que significa que está cumpliendo su cometido.

Por otro, también puedes mezclar 250 mililitros con 1 litro de agua caliente en un recipiente grande y poner tus pies en remojo durante 30 minutos para que, poco a poco, haga su efecto.

Solo debo aclararte que tienes que llevar a cabo estas acciones, al menos, una vez al día durante un mes entero para que los resultados sean positivos.

Te aseguro que, pasado ese tiempo, el estado de tus heridas y de tus hongos en general habrá mejorado ostensiblemente.

Cebolla y ajo para las heridas producidas por los hongos

La cebolla y el ajo son alimentos que, con mucha frecuencia, se utilizan dentro del ámbito de la medicina natural para sanar infecciones.

Esto se debe, fundamentalmente, a que poseen un marcado carácter antibacteriano, antimicrobiano y antifúngico.

Además, en el caso del ajo, actúa como cicatrizante.

En definitiva, un cóctel ideal para tratar tus heridas en los pies producidas por los hongos.

Pero, ¿cómo hacerlo? Muy sencillo.

Toma de tu despensa una cebolla y pártela por la mitad.

A continuación, machácala utilizando un mortero o, si lo prefieres, emplea una batidora para triturarla hasta que pase a ser una especie de pasta blanquecina.

Cuando lo hayas hecho, vierte un ajo en la mezcla y vuelve a pasarlo todo por la licuadora.

Posteriormente, utilizando un bastoncillo para los oídos o un instrumento similar, aplica el ungüento sobre las heridas.

Sé perfectamente que esto te va a provocar una fuerte sensación de escozor y quemazón, pero debes aguantar ya que sus efectos son muy positivos.

Repite esta acción, a pesar de las molestias, dos veces al día durante una semana.

Además, recuerda que, en un plazo de entre 10 y 15 minutos, debes retirar la mezcla de las heridas para evitar que se produzcan quemaduras e irritaciones en la piel.

cebolla y ajo para curar las heridas de los pies

Para ello, utiliza agua y una toalla suave.

Vinagre de manzana y bicarbonato de sodio para las heridas de hongos

Combinar vinagre de manzana y bicarbonato de sodio es una excelente idea a la hora de tratar las heridas provocadas por los hongos en tus pies.

De hecho, puedes usar ambos elementos por separado y también obtendrás muy buenos resultados.

La razón por la que el vinagre de manzana es efectivo para este propósito radica en el hecho de que contiene levaduras naturales beneficiosas para la salud que suplantan a los hongos que están provocando las heridas.

Asimismo, el bicarbonato de sodio, por su carácter alcalino, crea un entorno en el que estos microorganismo no pueden sobrevivir y, además, tiene un fuerte poder cicatrizante.

Tienes dos formas de aprovechar los beneficios que, en su conjunto, ofrecen estos dos ingredientes.

En este sentido, mi consejo es que utilices los dos cada día durante un mes.

En primer lugar, en medio vaso de vinagre de manzana, vierte una cucharada grande de bicarbonato de sodio y remuévelo todo bien para que la mezcla sea homogénea.

Después, aplícala directamente sobre las heridas para que comiencen a sanar.

Posteriormente, vierte un vaso de vinagre de manzana junto a 150 gramos de bicarbonato de sodio en un barreño que contenga 1,5 litros de agua caliente.

En este sentido, en el momento en el que eches ambos ingredientes, el agua debe estar cerca de su punto de ebullición para extraer las propiedades de ambos.

Sin embargo, introduce los pies cuando la temperatura sea soportable para ti.

Mantenlos 15 o 20 minutos antes de sacarlos.

Cola de caballo y tomillo para las heridas ocasionadas por los hongos

El último de los remedios para sanar las heridas de tus pies producidas por los hongos tiene como base la cola de caballo y el tomillo, dos ingredientes que podrás encontrar fácilmente en cualquier herbolario.

Estas plantas tienen un marcado carácter antiséptico, antifúngico y de reparación de los tejidos, por lo que son ideales para solucionar el problema que me ocupa en esta ocasión.

cola de caballo y tomillo para curar heridas de los pies

En este sentido, empieza elaborando una infusión normal empleando una cucharada de tomillo y otra de cola de caballo.

Sin embargo, mi consejo es que utilices menos agua de lo habitual.

De hecho, con 100 mililitros es más que suficiente.

Después, déjala reposar 15 minutos.

A continuación, cuando la temperatura de la infusión haya bajado, échala sobre tus manos y sobre tus pies y empieza a aplicar un suave masaje haciendo hincapié sobre las zonas más afectadas por la infección.

Esto, además, te producirá una reducción del picor y el escozor que, generalmente, se produce en las heridas y en sus inmediaciones.

Mi consejo es que apliques todos los tratamientos que te acabo de explicar durante la noche y justo antes de irte a la cama.

Y es que, al hacerlo en ese momento, dispondrás de toda la noche para que tus heridas sanen sin sufrir la molestia de caminar ni de utilizar calzado.

Te aseguro que en menos de un mes serán historia.

Éxitos!

Jorge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *